Palermo Hollywood is not dead

Por Luis Schiebeler
Arte o vandalismo, moda inagotable o nuevas vertientes que le vuelcan contundencia a su sentido tradicional. La calle como plano nítido para el artista irreverente. La infracción, la intervención gráfica sobre superficies de espacios que presuponen condensar la somnolencia de la cotidianidad. Decoradores genuinos de los muros que no dicen y a los que les otorgan lengua e identidad. Chicos inconformes que flirtean con una o varias ideologías juntas, o que diseñan las propias con los remanentes de otras. Estas ideas, trilladas o no, fueron jalonando la tentativa de este cronista a inmiscuirse con los ejecutan una específica rama del Street Art; sin embargo, durante la charla compartida con algunos de ellos, fueron otras las cuestiones que dejaron entrever, acaso nunca abordadas por la prensa.

Amoeba es una, acaso la única banda de skate rock porteña. Sus conciertos reviven los años dorados de ese género americano del hardcorepunk. Cada canción es, desde luego, un homenaje, una imponderable verificación de una década que vigorizó la furia del punk cuando en Inglaterra parecía decantar hacia su post o a la llamada new wave. Mi severino no dudaría corea en uno de sus temas Tester, el cantante de la banda, evocando la rabia del ícono anarquista de Severino di Giovanni. En cambio, es el arte urbano el costado que más le sienta y lo identifica a Tester, de modo que se lo contactó para una entrevista. El plan de filmarlo mientras pintaba en la calle quedó trunco ya que estaba montando la muestra que estrenaba en la semana entrante. Asimismo, el encuentro se fijó para el domingo a las 20 en Post Bar , ubicado en el corazón de Palermo viejo, donde en el primer piso funciona Hollywood in Cambodia, una galería consagrada al arte callejero y cuya utilización quedo en manos de algunos artistas urbanos luego de proponerle al dueño como trueque, la decoración del bar con diseños del street art.

El que pinta no habla
El bar era como cualquier cervecería salvo los casi dos mil stencils, entre ingeniosos y meramente decorativos, que cubrían casi todos los sectores y que le daban su singularidad. Tester baja de la escalera en musculosa blanca, bermuda y auriculares colgando. Advierte que estaba armando su muestra con un amigo y que disponía de poco tiempo para charlar. Se le propone filmar a priori, mientras ordena su exposición con algunas preguntas intermitentes sobre un tema del cual se ya ha hablado hasta el hartazgo. Sin embargo, dio a entender que no era conveniente porque además no es costumbre de ellos que los registren intempestivamente. La insistencia de llevar adelante el plan de este cronista, no solo desató su largo mutismo y ni amagó a emitir una simple digresión con relación a su obra y menos sobre el arte urbano, durante la hora y pico que duró el encuentro

Testimonio del que cura y monta
Adentrados en la galería, Tester señala con el pulgar izquierdo a quien relata este texto y sin levantarse del piso, un joven con zapatillas de skate se presenta, no sin desgano como un integrante- mentor más de la galería H.I.C. además de ser quien cura y monta la muestra de su amigo llamada Colección Náufraga.
A modo de intento para subsanar el tiempo y las expectativas empeñadas en esta nota, la pregunta crucial se planteo sin rodeos: qué piensan de quienes pueden discernir las lecturas culturales y refractarias de sus trabajos en la calle y que les resulta indiferente o se indignan al ver que se apropian de contenidos que corresponden a otros momentos, donde quizás sí cumplían un sentido fidedigno, y que reflotarlos ahora no solo es exhibir su vacío de contenido original, sino su reciclaje en pos de un afán mercantil (…) gente que en los ’80 se conmovían con el disco Holiday in Cambodia de los Dead Kennedys y hoy relacionan eso a lo comercial, a lo vintage. Tester escuchó a medias pero se dirigió a atender a unos turistas europeos mientras su compañero reincorporándose desde el piso arremetió: nosotros no tenemos nada que reivindicar ni nos importa lo que a la gente le pasa; ni lo que te pasa a vos, que decís que ya no te interesa los temas que nosotros pintamos porque antes era para un grupo selecto y ahora cualquiera puede acceder y apropiarse de lo que quiera, y quizás con el mismo espíritu de un época anterior. Por ejemplo, en este momento en la galería tenemos una plaga de turistas que atender y a un alcahuete más que quiere meter en un molde todo lo que hacemos. Este es un ejemplo de cómo no pasamos desapercibidos.

Al acecho
Mientras Tester les pasa los precios de sus obras a los turistas en las paredes se dejan apreciar como acorraladas, una serie de láminas, maderas, cartones y collages encuadrados que al paso recuerdan a trabajos de Alberto Greco o Basquiat, a figuras de Raquel Forner con los ingredientes tipográficos de David Carson. Nuevamente dominado por el plan de obtener un registro visual al menos de esos trabajos, quien narra esto empezó tomar fotos hasta que finalmente el autor de la muestra lo invitó a retirarse y a pasar en otro momento mas propicio para una conversación.

Saverio el cruel
Ya fuera del bar, la mente de este cronista un poco aturdido por las falsas expectativas, trató de hacer un racconto mental para saber qué material resultaba periodísticamente útil. Y mientras tarareaba el pegadizo mi severino no dudaría también recordó haber leído que el cantante de Dead Kennedys fue demandado por los ex miembros de la banda por no permitir que su canción “Holiday in Cambodia” se usara para un spot de Levi´s. Hoy desde Palermo Hollywood la idea de graffitear el rostro de Severino Di Giovanni y de cantar sobre toda su bravura, sigue quedando pintoresco.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s