esperanza

Por Luis Schiebeler

Alguno de estos días treparé por las sogas de los rostros
y dejaré atrás la horda que a mi luz cercena, sigilosamente.

Alguno de estos días todo lo irreconocible será familiar
y al despertar del insomnio, una vida frugal emprenderé.

Algunos de estos días saldré de la casa del pensamiento,
tomaré la forma de una nervadura diáfana que vuele,
y allí, en el exacto lugar donde se encastran los abrazos eficaces,
montaré mi último hogar

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía, Tentativas de

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s