Guardianes de lo efímero

Entraron a trabajar en el teatro San Martín con menos de veinte años y hoy muchos de ellos están por jubilarse. Unos lo consideran su segunda casa, otros reconocen que es donde se criaron y aprendieron de sus maestros. En la nota que sigue, los trabajadores de Luminotecnia, Maquinaria Escénica y Utilería del Complejo Teatral de Buenos Aires comparten sus experiencias, anécdotas y reflexiones sobre el oficio.

(Crónica publicada en el número 22 de la revista TEATRO del Complejo Teatral de Buenos Aires)







Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Crónica, Teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s