Archivo de la categoría: Uncategorized

tan je,je, hegeliana es la ciclotimia

LS

1 Celosón-

A dónde vas con tu danza inmóvil? # a lo de tu primo!, ese espadachín libidinoso y glotón, eh?! # Y cuántas aves conservas en tus camisetas de mimbre? # solo una!, esa que le teme
a mi Aire Comprimido Mahely Senior 5,5mm?

2 Romanticón-

mmm…crisol de gemas fluorescentes, daaame una señal de tu interna procesión # ¿Qué será de tu danza inmóvil, dicen que es allí donde gestan las alturas y el albor…# Hagámos una siesta nocturna que quiero entrar en la melodía de tu gemido, pendular, desigual, oracular, espectacular…

3 Chalón-

Sólo quiero estar así, una y otra vez : coagulado en tus somnolientos luceros de párpados muertos…

Deja un comentario

Archivado bajo Tentativas de, Uncategorized

no conmiseración

LS

La retórica que en otrora movilizaba a las masas hacia el horno colosal de la historia que narcotiza.

:Hubo una estrella y un ojo con que esperar el evento. Hubo un centro sitiado de corolas donde resolviste montar tu sagrado corral. Un rumor y una parva de guiños hicieron de tu calma una cazuela incandescente. Ahora el hambre del mundo tiene tu cara de aspirineta.

Deja un comentario

Archivado bajo Tentativas de, Uncategorized

Meciéndome sin la cola del gato

LS

Descarnado el devenir soplará por los surcos de tu ser aguerrido, y en la insondable botella de la noche, hallarás el mensaje y la armonía, tras el velo de un arpegio jamás advertido.

Deja un comentario

Archivado bajo Tentativas de, Uncategorized

Latetera de porcelana

LS

Ya me cansé del rebaño, con su moral de porcelana. Ellos nos convidan su “sosiego” y nosotros cantamos su epitafio. No es cierto rosalín?

Deja un comentario

Archivado bajo Tentativas de, Uncategorized

Amígdalas

Por Luis SchiebelerLS

Mis constelaciones mentales tienen cielo de ti. Son como geometrías sin centros, iridiscentes. Abro las amígdalas y levanto vuelo para verte. Desmoronado regreso y la distancia permanece sideral. Por qué sos tan… cómo se dice…indulcificable?
(será que te castiga la abominable diabetes del ser?)

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía, Tentativas de, Uncategorized

Paquete de clichés

Por Luis Schiebeler

1. No se si en otros barrios era tan popular como en el mío jugar a “muñeco de goma”, pero a mi, ese tipo de “sacudón”, también me hacía ver las cosas de otra forma.
Tan ingenuo como experimental, este divertimento tenía como epicentro el goce del niño que con ansias, esperaba su turno para lo sensacional. Siempre era así, como un estreno, es decir, siempre era diferente la sensación de estar entregado en el centro de un círculo sitiado por tus amiguitos que con discreción, te empujaban de una punta a la otra, de un costado hacia el otro, mientras tus pies cumplían el papel fundamental de pivote. Al cabo de nueve o diez sacudones eran evidentes las dobles “visiones” y el color magentoso que tomaban las cosas, luego de pasar por el cian y el rojo.

2. Sería divertido divagar y cruzar parangones entre lo de arriba, llamémoslo M.d.G. y el Ser arrojado entre las cosas (Sein und Zeit). O entre mi condición (como la de todos) de eterno perverso polimorfo o de, erotizable de multiformas que nunca termino de taponar y un merecido desenmascaramiento del gusanoso y lascivo Contact Improvisation, que nunca tuve la suerte de disfrutar. (me refiero a la sacada de careta, no de los amebosos revolcones). También merodear algo sobre el Yo o la primera del singularísimo: “muñeco de goma agonizante entre lo erótico y tanático”. Pero no.
Nada menos cerca que lo inverso. No tengo ganas de retomar una mirada marcusiana aunque la encuentre superfina para mitigar los desazones menos siniestros o paracultivaresodequel “pensamiento logre pensar por si mismo” y todo lo demás.
No quiero que esto termine en esa dirección. No quiero terminar consolándome con el mmm… ahora entiendo….sese, y atusarme la barba que no tengo.

3. Hace días que todo lo veo clicheado, que me autoclicheo y clicheo a los demás.
Y considero que lo mas pérfido a esta clichedad, es hablar sobre la condición Gris de Todos estos Días de Lluvia que me Hicieron bajar un Montón y que Me Deprimen y Me Hacen Clichear a Gombrowicz que Me Resultó otro Cliché con eso del Extranjero LoCo (gatlif?) que no Escribe con su Lengua Natal y fue re-Loco porque era “Apátrida” de Estirpe, Medio Puto y usaba Mucho las Mayúsculas.

4. En fin, no ubico divertidos subterfugios más que algunas sensaciones que las podría volcar en poesía. Poesía básica sin importar los rudimentos porque ya son pasadas las dos de la noche y me voy doblando en el preludio de un ensueño que me indica cual es el espacio previo al declive.

5. Estoy cansado, pero no lo suficiente como para desatender a la experiencia que hoy considero insoslayable: sentir-cómo-se-transforma-en-levedad-toda-la-pétrea-evidencia-de-la-excedente-represión-laboral-pero-sin-theorizar.
Siento que me están trepando. Aunque pierda la firmeza, me siguen trepando y soy objeto de una transfusión de líquidos donde no hay miedo ni dolor. Afuera, las intermitencias sordas, me sirven para comparar a los aplausos con lo que en un rato será lluvia. Es el rumor más obvio y en esta noche es mi audiencia. Es el más obvio de los rumores, aunque resulte un insuperable CLICHÈ del typico hombre solo.

6. – “Escribir poesía después de Auschwitz es un acto de barbarie”.
– No me jodas Theodoro, no da theorizar. Además ser maximalista es como ser minimalista, otro cliché.

7. Mejor no sigo y me meto en mi vaina. Desearía, antes de hundirme, oler un poco de mirra o de ungüento maternal. Solo espero esta vez, no volver a soñar con todos los niños que fui y que juegan a “muñeco de goma” por los rincones de los ghettos de mi memoria culposa.

Deja un comentario

Archivado bajo Tentativas de, Uncategorized