Archivo de la etiqueta: Claudio Díaz Ex Clarin

“Si el Periodismo no sirve para denunciar injusticias, no le encuentro sentido”

Entrevista a Claudio Díaz, ex periodista de Clarín

Por Luis Schiebeler

En los ochentas fue integrante de las míticas publicaciones El Periodista, El Porteño, El Despertador y jefe de redacción de Jotapé. Fue redactor en Crónica, La Razón y desde el 2000 es editor del suplemento Clarín Zonal Morón – Ituzaingó. Se desempeñó como productor periodístico de noticieros en Radio Mitre, Telefé Noticias y en 1989 ganó el Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí por una serie de notas publicadas en La Razón sobre las sectas evangelistas financiadas por los EE.UU. Esa investigación le ameritó un viaje a Cuba donde fue recibido por Fidel Castro. En esta entrevista, Claudio Díaz reconstruye una mirada crítica sobre el ejercicio del periodismo, su deontología y los intersticios de poder que disimulan los grandes medios gráficos.

Claudio Díaz nació y vive en Haedo. Fue en las redacciones de distintas publicaciones memorables de los ochentas donde fraguó su vocación lo cual, al margen de sus estudios académicos, le otorgan el plus de “periodista de oficio”. Fervoroso nacionalista, despunta con recurrencia su gran preocupación por la cuestión nacional y popular, apelando a un revisionismo histórico, tan carente de artimañas eruditas, como colmado de silogismos de la vida cotidiana. “En el periodismo sucede lo mismo que cuando uno lee sobre historia; a medida que descubre cosas, queda preso de la febril ansiedad de saber más”, confiesa. Su dicción es simple pero ingeniosa y su temperamento tiene la cadencia de una protesta social y la paciencia de un padre culto e indulgente. Sucede que Díaz es un hombre de convicciones, resuena en él aquel vigor del sujeto comprometido con lo social. Un convencido de que no hay desligación entre lo que se dice, se piensa y se hace. Tal es así, que su mano diestra se ocupará una y otra ves de agitar con ahínco el índice, mientras la política y el periodismo se van convirtiendo en los temas clave de la conversación. Súbitamente, la lucha que brindaron Francisco Paco Urondo y Rodolfo Walsh comienzan servir de ejemplo para advertir que el periodismo actual se ubica en las antípodas de estas figuras de “palabra justa”. “Lo que llamamos periodismo de investigación, hoy lamentablemente se ha convertido en héroes individuales que aparecen en televisión y que no lo hacen con el afán de esclarecer, sino de posicionarse como vedette de la noticia”, aclaró. Refiriéndose a Rolando Graña y Daniel Tognetti fue aún más lapidario. “La humildad y sencillez fundamental en un periodista, la soslayan y llevan adelante un rol de detective de película mientras que en los ‘70 los periodistas de investigación se jugaban la vida”.

La pauta publicitaria en todos los medios gráficos según Díaz, ocupa un papel preponderante, “no se critica a una empresa porque son sus auspiciantes, o se la critica, con la idea de conseguir la pauta”.
Seguidamente el periodista procedió a detallar maniobras sobre el accionar prebendarío de Clarín. “A fines del alfonsinismo, Clarín se quería quedar con Radio Mitre y frente a cosas que tenía que cuestionar al gobierno, decide no hacerlo queriendo seducir para que le otorguen Radio Mitre. En el 88 le dan la licencia de la radio y luego empiezan a pegarle despiadadamente a Alfonín, con el fin de que el que fuera sucesor, Cafiero o Menem , le otorgará además canal 13. Tal es así, que en julio del ’90, Canal 13 pasa al Grupo Clarín”. Por consiguiente, Díaz advierte que si uno trabaja para un medio establecido en el mercado, siempre tiene que ir pensando, a modo de desaliento inexorable, si la investigación que lleva adelante va a rozar los intereses de los propietarios del medio. “Yo me he tenido que adaptar dentro del Clarín Zonal, porque merced a algunas divergencias, tuve que comenzar a hacer notas de cultura, de color, de editorial e historias de vida de personajes que, en rigor, me dan mucha alegría, sin necesidad de discutir por intereses políticos o económicos en juego”, se sinceró.

Parafraseando a Che Guevara, Díaz explica su vuelco del periodismo deportivo al político y social. “Si tu sientes mucha impotencia y bronca cuando ves una injusticia, entonces sé que soy su compañero (…) esa frase condensa de alguna forma la causa por la que me volqué al pensamiento político nacional mediante el periodismo. Por lo tanto, si el periodismo no sirve para denunciar injusticias, para tratar de cambiar un poco este mundo, entonces no le encuentro sentido; me dedicaría entonces a ser carpintero”, ironiza.

Con relación a las prácticas discursivas setentistas reinstaladas por Kirchner, Díaz no escatima críticas, pese a que, sin embargo comparte algunas decisiones tomadas por este gobierno. “Me da mucha bronca porque es oportunista. Si bien tengo mucho respeto por lo que fue esa generación, no se reconoce el gran esfuerzo que se hizo por cambiar el destino del país y no precisamente mediante la guerrilla”.

Luego arremetió contra el Presidente,“he leído bastante sobre como vivía Kirchner y puedo decir que en verdad, no fue un traidor, pero tampoco movió un pelo por sus compañeros;, la verdad es que se dedicaba a defender casas que se embargaban y no a compañeros detenidos; por lo tanto no estoy de acuerdo que reivindique algo que él particularmente no hizo”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Medios